Bricolaje y decoración

Bricolaje y decoración

El lijado es una tarea muy importante, ya que de él depende en gran parte el obtener un buen resultado del pintado y embarnizado de los muebles.

Existen en el mercado diferentes instrumentos para lijar, así como tipos de lijas, por lo que a la hora de lijar determinada superficie se debe conocer cuál lija o instrumento se debe utilizar.

Diferentes tipos de papel lija

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de accesorios que nos facilitan el lijado.

En cuanto al papel lija, éste viene de distintos grados, dependiendo éstos de las partículas abrasivas de la lija. Los granos van desde 600, que es el papel lija más fino, ha 30, siendo este último el de mayor grosor. Algo que debemos saber es que cuanto más bajo sea el número de granulación de la lija, más fuerte y potente será ésta.

Aunque las hay de diferentes colores, esto  no tiene ningún significado, sólo debemos fijarnos sobre qué tipo de lija es. Para saber si el papel lija es de buena calidad, lo que podemos hacer es doblarlo, si al hacerlo notamos que los granos se desprenden, sobre todo las líneas del doblado, entonces la calidad de la lija no es muy buena.

Algunos consejos a la hora de lijar

Para lograr un pulido fino o intermedio en superficies que fueron barnizadas previamente debes utilizar de entre 220 y 400 granos.

A la hora de pulir una superficie a la que previamente se la haya aplicado laca, lo más aconsejable es utilizar una lija de entre 100 y 180 granos. Este grosor también es el mejor para logar un pulido fino en maderas macizas.

Para eliminar y pulir la pintura de alguna pieza de madera maciza debes utilizar lijas de entre 30 y 80 granos.

Instrumentos para el lijado

Platos pulidores: Son pequeñas placas abrasivas superpuestas sobre un disco de fibra de vidrio, que vienen en diferentes grados de potencia. Estos instrumentos son ideales para eliminar la pintura o un viejo barniz.

Lijadora de láminas: Son varias hojas de lija montadas en un cilindro. Éstas se utilizan principalmente para lijar aquellos lugares más difíciles de lijar como lo son las esquinas de determinadas superficies.

Espuma de pulido: Viene de distintos niveles, granos finos, medios y gruesos. Son perfectas para lijar muebles tallados, con curvas… Estas son muy flexibles y se pueden utilizar húmedas o secas.

Cepillos de alambre: Son ideales para eliminar capas gruesas de pintura o barniz, o bien para lijar superficies oxidadas. También funcionan muy bien para dar un aspecto rústico a la madera maciza.

Lana de acero: Se utilizan para lijar superficies y piezas cuervas. No se recomienda usar en el nogal, el roble o la caoba.

Muelas y escofinas: Se utilizan para perfilar, moldear o grabar la madera maciza.

También puedes convertir tu taladro o amoldador angular en un instrumento para lijar,añadiéndole un plato flexible de lijado, y al amolador sólo tienes que agregarle un accesorio especial, que puedes encontrar en las tiendas de mejoras para el hogar, y tendrás un potente aparato de lija en casa.

Deja un comentario